domingo, 11 de mayo de 2014

LA DIVINIDAD ESTÁ DENTRO DE TI

LA ENCARNACION NUNCA PRETENDIO SER UNA TRAMPA! PERO TU TE INVOLUCRASTE TANTO CON LA MATERIA QUE TE OLVIDASTE QUIEN ERAS TU!.

Hubo un tiempo en el que el hombre conocía su herencia y su linaje; conocía a Dios, no como una esencia ajena a su ser, sino como el Ser sublime de vida y pensamiento continuo que era la misma fuerza vital de su Yo divino y eterno...

 
Estes donde estes siente esta conciencia de "amor",sin importar "credos sin importar "dogmas " , sin importar "clases" "sociales" sin "razas étnicas ", ni orientaciones sexuales,  sin importar "idiomas",
despertando a la organización mundial de "amor".
 
El idioma que todos conocemos esta "aquí "dentro de nuestro "ser" y es el" amor "infinito que golpea este despertar espiritual , alimentando nuestra esencia cósmica dentro de esta materia humana volviéndonos a nuestra unidad sin perder el conocimiento en esta era cristica donde todos somos "uno",
 
Alejándonos de viejas creencias que inhiben nuestro crecimiento espiritual, abriendo nuestra conciencia  sin "imponer" ,sin "doblegar", sin "manipular ", sin "oprimir" ", sin "oscurecer, sin obtener ventajas" caprichosas"," egoístas "para fines  sin criterios "honestos".
 
El amor es la esencia del "padre - madre " del "dios - diosa"  hecho ser "humano " convirtiéndonos en el bendito despertar espiritual  a nivel universal donde todos somos "uno",  donde todos somos simples instrumentos de "amor ".
 
 
 
El amor no conoce de fronteras!, el amor ,no conoce de obstáculos! .  El amor es libertad absoluta y tu y yo somos seres libres despojandonos de tontos orgullos que limitan esta conciencia.
 
Alejandra Magdalena Moyano

1 comentario:

  1. excelente información, difícil de entender para muchos, pero esencial saber que somos producto de una equivocada programación que ha través del tiempo nos han inculcado... Decir Yo soy Dios y Dios es mi Yo, es tan simple que por simple se vuelve complicado y lo que es peor peligroso para el resto pues solo pueden pueden verlo y sentirlo como un acto de arrogancia y prepotencia, lo que sí tengo claro que cuando se logra internalizar y hacer comunión con nosotros mismos la experiencia nos da una sabiduría y paz ilimitada. Gracias por compartir.

    Ana Luisa Alra

    ResponderEliminar