viernes, 14 de noviembre de 2014

EL ESPÍRITU NO TIENE GENERO, NI SEXO, NI ORIENTACIÓN SEXUAL




Las personas homosexuales, son seres humanos con un espíritu y sentimientos como los heterosexuales. Un espíritu evolucionado jamás juzga. Nadie podemos juzgar a nadie, ya que no hemos caminado en sus zapatos, ni conocemos su historia personal.

"Entre más pequeña es la personalidad del hombre, tanto más pequeñas son las cosas que le molestan".


No hay comentarios:

Publicar un comentario